«Terreform One y Genspace han desarrollado asientos bioplásticos a base de sustrato de micelio -una combinación de virutas de madera, yeso, avena y un hongo que digiere estos productos y los convierte en un material estructural resistente- y  una piel externa de celulosa bacteriana. Estos dos elementos cran un material compuesto de plástico resistente adecuado...